domingo, agosto 23

Ay, dios mío...

Un camberra, un monumento al policía, el mástil más grande de Sudámerica, por no nombrar otras sorpresas de igual calaña que la ciudad reserva al paseante desprevenido...

No solemos subir este tipo de info a este blog, pero nos quedamos un poco impactados.
Es una joda, no?

http://www.eldiario.com.ar/textocomp.asp?id=176398

3 comentarios:

Alan dijo...

“Como con la Estatua de la Libertad”, pero en contra de ella.

Desde esta costa nos sumamos a las voces en contra del mamarracho que piensan impulsar los legisladores entrerrianos. La iglesia ya ha dado muestras suficientes de su intervención en diferentes políticas públicas. Hemos soportado estoicamente (como ellos predican) la propagación de ermitas en plazas y baldios, ahora tener que ver una estatua del JP II... es demasiado.
elalan

dijo...

Ja.

Anónimo dijo...

esta ciudad es una joda. Que los legisladores trabajen en cosas realmente importantes.